Blog Noticia

el-periodismo-del-vino-necesita-historias-pausadas-que-hablen-de-sus-protagonistas

El periodismo del vino necesita historias pausadas que hablen de sus protagonistas

Rioja existe, pero es gracias a la comunicación por lo que se conoce en el resto del globo como una Denominación de Origen histórica y de calidad, de las de mayor renombre. Y como ocurre con el Diario de Vendimia que recientemente se ha presentado, si no fuera por ese afán de poner voz y rostro a los protagonistas de la historia, solo unos pocos la conocerían. Con esa máxima actúan los protagonistas de esta cuarta jornada del primer Foro NueveCuatroUno. Con la de mostrar para que se conozca, para que se valore.

Nuevos escenarios comunicativos irrumpen con fuerza en el sector vinícola para adaptarse a esa sed informativa que tiene la sociedad. Para ello, Bodegas Ontañón ha acogido este jueves a cuatro expertos en la materia para hablar de periodismo, marketing y, por supuesto, vino. Pablo García Mancha ha sido el encargado de moderar esta mesa redonda en la que han tomado palabra Yolanda Ortiz de Arri, de Spanish Wine Lover; Javier Fernández Bobadilla, como dircom de Bodegas Vivanco, y Samuel Fernández, dircom en este caso de La Rioja Alta SA.


Cuatro periodistas de referencia en su ámbito que coinciden en la necesidad de «saber escuchar y transmitir con certeza» como claves de la comunicación dentro del sector vitivinícola, porque el periodismo ha aportado mucho al vino, pero creo que ha sido mucho más lo que ha aportado el vino al periodismo», ha remarcado Yolanda. Y lo cierto es que ese sosiego con el que se disfruta una copa de vino es en lo que escasea un poco la labor periodística. Bien lo ha descrito Javier al remarcar que «la mayoría de la gente quiere pequeñas explicaciones que cuenten grandes historias en torno a un vino, historias que emocionen».

«Nos han secuestrado la atención. Hemos dejado de conversar y escuchar y si se pierde el momento de unión y emoción, se pierde gran parte del espíritu del vino. Lo que nos permite el periodismo es contar historias de forma diferente sin enfocarnos a un público únicamente especializado, sino hablar para una gran parte, contando historias de la región, la viña, sus gentes. Y en este sentido creo que hay mucha necesidad de reenfocar el vino hacia otros momentos. Es tan fácil como coger un jarra o un porrón e incorporarlo a un momento de tu vida, no hacer del vino algo excepcional», ha incidido el dircom de Vivanco.

«Al igual que no somos informáticos y usamos ordenadores, también podemos hablar de vino sin conocer su ficha técnica», recordaba esta tarde la periodista de Spanish Wine Lover al tiempo que ha añadido tajante: «No hay que tener miedo a hablar en torno a una copa de vino, y en ese aspecto falta conocer lo que alberga la parte de campo y viña, con los racimos y las personas que hacen posible una botella. Faltan más historias pausadas de sus protagonistas, del viticultor y los elaboradores. Eso es justamente con lo que se queda el público, lo que recuerda después cuando prueba ese vino, no de las notas de la cata. En eso debe consistir el buen periodismo del vino».
Desde Bodegas La Rioja Alta, S.A. son claros: «No hay que entender; disfrutas o no disfrutas». Samuel reconoce que «son muchos los capítulos y áreas en las que se puede seguir trabajando desde la comunicación para lograr que la gente venga a pasárselo bien y no se enfrente con miedo a una copa de vino». «La labor de un dircom», –ha expuesto–, » es cuidar la imagen pública y reputación de una empresa manteniendo su esencia, y lo cierto es que estamos frente a un mundo perfecto para poder aprender dada la transversalidad del sector».



Entre periodismo y vino los medios de comunicación juegan un papel fundamental, «aunque sean pocos los que traten estos temas más allá de la especialización», ha manifestado Yolanda, quien opina que «no hay un buen periodismo de vino». «A veces en los medios generalistas se usan como un comodín que se suprime si hay otras noticias, llegando incluso a banalizar o vulgarizarlos si no se saben tratar bien». La periodista ha insistido en que los temas de vino en la prensa no se han de bajar a un nivel inferior, sino comprenderlos para saber exponerlos, porque aunque el vino es sencillo, su cultura es compleja. Como con todo, la cuestión es probar».

«Porque siempre hay cabida para otros formatos», ha recordado Javier. «Un agricultor de 80 años hacia el ejercicio de mirar al pasado para pensar en el futuro y solo sabía que de no haber sido por la innovación no hubiera podido trabajar esas 15 hectáreas de viña él solo. Discursos complejos, que ahondan y emocionan, y que el periodismo tiene esa labor de aclarar y contar. Debe existir una motivación educacional para llegar a ese tipo de personas que creo que se están, y estamos, perdiendo por incluir discursos de precios, de otras Denominaciones, … En mi pueblo, si no existiera la viña, no tendríamos pueblo. Y hay 2.000 hectáreas de viñedo, fijaos la cantidad de historias que hay en todo ese terreno».

Samuel, sin embargo, se muestra «poco optimista» en cuanto al desarrollo de un periodismo vitivinícola de calidad en los medios: «La prensa de ahora te hace ir más rápido, sin ahondar en las historias. Por ello es importante ser imaginativo, explotar nuevas vías y formas de contar porque la comunicación vitivinícola tiene muchas posibilidades y es apasionante». Yolanda coincide en este sentimiento y añade otro más: «la pasión». Para esta periodista lo que escasea son medios especializados con los que Spanish Wine Lover pueda competir. El dircom de Vivanco va más allá y apuesta porque «sean los propios viticultores los mensajeros de sus propios mensajes».

Pablo García Mancha lanzaba a reflexionar: «¿El vino tiene que quitarse esos complejos de consumo?». Un trago y que continúe la charla. «Hay momentos y momentos y no siempre hay que beberse un vino caro. Somos consumidores diferentes en casa y fuera por esos complejos sociales que existen porque con esta bebida siempre se ha juzgado mucho. La gente se pone nerviosa y se piensa que tiene que saber cosas técnicas sobre la botella que está probando y suena mal si dices que has tomado un rosado, un cóctel o incluso un calimocho», ha opinado Yolanda.

Mientras, Samuel y Javier han coincidido en la importancia de la segmentación para adaptarse a cada cliente, cada mensaje, cada mercado. «Con discursos propios que ayudarían mucho si existiera una estrategia de DO, de Rioja, donde se incorpore la región, el enoturismo y el viñedo para aportar consistencia a esos mensajes. Trasladar tu experiencia a tu saber hacer. Ser capaz de comunicar compartiendo, porque el beneficio de conquistar la emoción comienza justo ahí, compartiendo», ha puntualizado el dircom de Vivanco.

Asociación de Sumilleres de La Rioja utiliza cookies propias y de terceros para analizar tus hábitos de navegación y elaborar estadísticas sobre el sitio web. Puedes obtener más información y desactivarlas o ACEPTAR. Puede ver nuestra la política de cookies, aquí.

Configurar cookies