Blog Noticia

Carlos-Falco-Imagen-de-archivo-EFE

LA ASOCIACIÓN DE SUMILLERES DE LA RIOJA LAMENTA LA PÉRDIDA DE CARLOS FALCÓ, MARQUÉS DE GRIÑÓN, UN REVOLUCIONARIO DEL SECTOR DEL VINO EN ESPAÑA

Ayer conocimos la noticia de una nueva víctima del COVID-19, el virus que ha desatado esta pandemia que estamos viviendo a nivel internacional. Carlos Falcó, el aristócrata Marqués de Griñón, fallecía a los 83 años dejando cinco hijos y todo un legado a sus espaldas.

Quienes le conocieron no dudan en calificarlo como un gran señor, un hombre bueno, con gran sentido del humor, honesto, adelantado a su tiempo y de talante liberal.

Ingeniero agrónomo con formación en Bélgica y California (USA), fue un apasionado del cultivo del vino y el aceite. Desde que su abuelo Felipe Falcó le enseñara la almazara familiar, él soñó con ser agricultor. Pudo cumplirlo tras estudiar y recibir en herencia la Quinta de Casa de Vacas.

Un visionario que forma ya parte de la historia vinícola de nuestro país, y en concreto de Castilla-La Mancha. Incorporó nuevas técnicas de plantación de viñedo y viticultura. Fue el primero en instalar un sistema de riego por goteo a nivel mundial e introdujo variedades en la región, algunas llegadas de Francia como la Cabernet Sauvignon, Merlot o Syrah.

Nos deja una visión diferente de trabajar y hacer las cosas, su inconformismo con lo establecido, su amor por el vino y el aceite y su mirada innovadora. Parte de sus enseñanzas se recogen en su libro “La Buena Vida”. Descanse en paz querido Carlos.